5-2 Zapatazo ante el Almagro

La Unión Balompédica Conquense ha debutado esta mañana en La Fuensanta a lo grande. Tras una pretemporada disputada a domicilio, por falta de campos y sin luz  en La Fuensanta, el estreno ante su afición ha sido cuasi perfecto. Para la nota final, ante un buen rival como el Almagro C.F., hay que valorar los aciertos ofensivos y las debilidades defensivas. Pero por encima de todo, no podemos olvidarnos del gran protagonista de la mañana, Alberto Zapata, que con sus cuatro goles consigue ser el primer balompédico en conseguir esa cifra en un partido en la historia reciente de la Balompédica, es decir, desde 1971. Habrá que investigar datos anteriores para certificar que nadie lo había conseguido hasta hoy.

La Balompédica es un equipo totalmente nuevo, sólo sigue Sendoa de la plantilla de la temporada pasada, y eso se nota. Manu Calleja, también de estreno como técnico balompédico, lo sabe y por eso buscó una pretemporada exigente en los entrenamientos. No hay que olvidar que, a pesar de los grandes límites económicos, la U.B. Conquense quiere luchar por terminar entre los cuatro primeros y partidos como el de hoy le ayudan a seguir pensando en el objetivo, pero sin olvidar que hay cosas que mejorar.

Tras el 1-4 en Villarrubia de los Ojos, ante otro rival cualificado de la Tercera Castellano-Manchega, se esperaba con ilusión cómo sería el comportamiento en casa, en el primer partido en La Fuensanta para casi todos los jugadores y con puntos en juego, más ante un rival como el Almagro, aspirante a luchar por los puestos de ascenso. La prueba se ha pasado con notable alto. Casi sobresaliente.

Anes de nada, nos paramos en analizar al rival blanquinegro de esta mañana. Durante los primeros 50 minutos, el Almagro nos pareció un equipo muy serio, con excelente fútbol combinativo en el centro del campo y sabiendo muy bien lo que tenía que hacer. Un equipo bien ordenado, a pesar de alguna baja importante, que dificultó en exceso el juego del Conquense. El primer gol del partido, obra del visitante Chendo, reflejó todo el buen hacer del equipo, con una recuperación rápida del balón y un primer toque que dejó al delantero ciudadrealeño con todo el espacio del mundo en un pis-pas. Sin embargo, todo ese buen hacer se vino abajo tras el 2-1, moralmente lo acusó y los últimos 20 minutos se mostró agotado, tal vez porque estamos en el inicio liguero y las medidas de La Fuensanta y el calor, pudieron con su capacidad física.

El partido tuvo dos momentos determinantes. El primero de ellos llegó cuando el Conquense empató el partido, tres minutos después de 0-1. Al descanso llegaron dos equipos, el visitante algo desmoralizado y, el local, creyendo en la recuperación. La segunda doble acción determinante tuvo lugar en los primeros cinco minutos de la segunda parte. En el minuto 3, Ureña se va sólo y Camacho evita el 1-2 cuando parecía fácil. Y dos minutos después, llegaría el 2-1. En dos minutos cambió el marcador y el partido. A partir de ahí todo sería más fácil para una Balompédica que mostró un gran ataque, pero una defensa con demasiado altibajos.

Primer tiempo igualado

El primer tiempo mostró a  un Almagro con mejor acierto a la hora de combinar, ganando los rechaces y excelentes cambios de juego. Le faltó crear más peligro, pero su juego era sólido y el Conquense lo acusó. En ocasiones, por parte local Gérica estrelló un balón al lateral, tras buena internada por la izquierda, el portero Astillero evitó un gol cantado tras un desvío de cabeza de uno de sus defensas a la salida de un córner y Zapata mandaba a las manos un buen cabezazo, tras centro de Sendoa. Por parte visitante, alguna que otra incursión sin remate, pero sobre todo una gran jugada de Chendo que se marchó entre dos defensas y mandó alto su remate. Ese buen juego del Almagro tuvo su premio en el 0-1, en el minuto 40. Pero Zapata respondió tres minutos después repitiendo la acción del anterior remate de cabeza, ahora más colocado y anticipándose a la salida de Astillero. Con el 1-1 nos fuimos al descanso.

Huracán Zapata en la segunda parte

Tras la reanudación, el partido se rompió en quince minutos. Primero, a los tres, Camacho salvó ante Ureña el 1-2 y a continuación Zapata pondría el 2-1, tras aprovecharse del desmarque de Samboa, que regateó al portero y permitió que Zapata marcara a puerta vacía. Un gol muy protestado por los jugadores visitantes por entender que había fuera de juego.

Sin tiempo para la reacción, cinco minutos después, Zapata recibía un esférico en pleno desmarque y batía de nuevo a Astillero de disparo cruzado. Y cinco minutos después, minuto 60, de nuevo Zapata se marchaba por la banda izquierda y a pesar de estar escorado y desde fuera del área, mandó una vaselina que dejó a Astillero clavado viendo como el balón iba al fondo de la red. Un gran gol. Habían transcurrido quince minutos y el marcador reflejaba un 4-1 que parecía determinante, como así fue.

El resto del partido sirvió para ver que Manu Calleja acertó con situar, tras el descanso, a Pablo Coscolín como cierre de la defensa, pasando a Alfonso al centro del campo, después lo haría con Popa con la entrada de Toboso por el rumano, lo que mejoró el marcaje a los peligrosos delanteros del Almagro, equipo que poco a poco se fue diluyendo ante el marcador encajado, el calor sofocante y las amplias medidas de La Fuensanta.

En esa media hora, el equipo visitante marcó su segundo tanto, tras el saque de una falta, aprovechando De la Hoz un balón en el segundo palo y Samba lograría el suyo, tras un centro largo, control con el pecho y disparo cruzado ante la salida de Astillero. Con el Almagro rendido, más por la moral que por su capacidad, los blanquinegros hicieron varias jugadas de mérito, destacando Heredia por la banda derecha, con internadas y centros que crearon varias ocasiones de gol que no terminaron de reflejarse en el marcador, pero que por su vistosidad alegraron la mañana a la afición balompédica.

Así llegó este 5-2 con una Balompédica que utilizó a jugadores de casa, como Alfonso y Sendoa, y a canteranos como Dani Fernández, Toboso, Saúl y Álvaro. Ese es el camino.

U.B. Conquense: Camacho; Heredia, Popa, Alfonso (Toboso, min. 68), Coscolín, Gérica (Saúl, min. 81), Vicky, Zapata, Samba y Dani Fernández (Álvaro, min. 73).

Almagro C.F.: Astillero; Mini, Carlos García, Pedro (Pepe, min. 77), De la Hoz, Gascón (Ricardo, min. 73), Ureña, Luis Paz, Chendo, Moraga (Santi Rozas, min. 73) y Sevilla.

Árbitro: Ciruelos Esteban, asistido por Muñoz Blanco y Andrés San Juan (Delegción de Guadalajara). Amonestó, por parte local, a Sendoa, Vicky, y Zapata. Por parte visitante a Gascón, Carlos García, Pedro, Luis Paz y Ricardo.

Goles: 1-0. Minuto 40: Chendo se escapa y marca de disparo cruzado y a media altura. 1-1. Minuto 43: Zapara de espléndido remate de cabeza. 2-1. Minuto 50: Zapata a puerta vacía. 3-1. Minuto 55: Desmarque de Zapata y disparo cruzado ante la salida de Astillero. 4-1. Minuto 60: Volea impresionante de Zapata desde fuera del área. 4-2. Minuto 70: De la Hoz, a puerta vacía tras un saque de falta y varios rechaces. 5-2. Minuto 74: Samboa, tras controlar un pase largo sobre la defensa visitante.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 2ª jornada de liga del Grupo XVIII de Tercera División, disputado en la mañana de hoy en La Fuensanta. Césped en buenas condiciones, mucho calor y cerca de 600 personas. Se guardó un minuto de silencio en memoria del socio Manuel Carrascosa García.

(Visited 75 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.