Al Isover Basket Azuqueca se le escapó la victoria de las manos en el último segundo

Y es que a parte de un pésimo inicio de tercer cuarto, que marcó el devenir del partido, en la última jugada del mismo, con 1:03 segundos por jugar, un palmeo de Barro, muy acertado en la tarde de ayer, a saque de Calvo estuvo a punto de entrar pero bordeó el aro y salió para fuera, con lo que la victoria se quedó en Quintanar por tan solo un punto.

La expedición azudense llegaba al gélido pabellón quinatanareño, con un poco de retraso sobre el horario previsto, pero con muchas ganas de conseguir la primera del 2017. Y tal y como transcurrió el partido así debió haber sido.

PRIMER CUARTO.

El salto inicial lo ganaba Quintanar que fallaba su ataque, en el ataque siguiente, Tomic en una gran jugada, ponía la primera canasta en el luminoso. Después siguieron unos minutos de imprecisiones, que supieron templar mucho mejor los visitantes que a los cinco minutos ya mandaban 5 arriba en el marcador, 5-10.

Con un Luis Valera muy acertado en el tiro, y una defensa muy ajustada, que solo supo romper el ex Basket Azuqueca Michael Murray, los visitantes iban aumentando la distancia y se llegaba al final del cuarto con +10 en el marcador, y con el dato de que habían anotado todos los jugadores visitantes que participaron en este cuarto (13-23).

SEGUNDO CUARTO

En el segundo cuarto todo continuó igual y Murray por parte quintanareña, era el único que mantenía a los locales en el partido. El intercambio de canastas hacia que las distancias se mantuvieran, y solo un par de errores visitantes, hicieron que se llegara a los 5 minutos del cuarto con un 25-32 en el marcador.

Quintanar apretó su defensa y junto al acierto en ataque consiguió reducir la ventaja hasta ponerse a uno, a falta de un minuto para el descanso. El intercambio de canastas en las tres últimas jugadas, hizo que los visitantes se fueran con +3 al vestuario. (37-40)

TERCER CUARTO

Los locales parecían haberse quedado en los fríos vestuarios de Quintanar, porque no aparecieron en el este cuarto hasta mediado el mismo. Eso permitió a Quintanar tomar sus primeras ventajas. 43-40 a los dos minutos.

Los visitantes no supieron controlar el arreón local y la ventaja fue creciendo hasta llegar a los  9 puntos 52-43 a los 6 minutos de cuarto, lo que obligó a Marino Rodríguez, a pedir tiempo muerto. El tiempo muerto fue eficaz, Tomic Y calvo tomaron los mandos, y Tejera y Valera ponían los triples, un parcial de 10-0, que ponía a los azudenses por delante al final del tercer cuarto. (58-59)

CUARTO CUARTO

Con el partido en todo lo alto, comenzaba el último tramo del mismo, Rojas entraba en pista por parte visitante y esto desconcertó un poco a los locales, ya que el juego visitante se tornó mucho más rápido e incisivo.

A falta de 5 minutos los locales mandaban en el marcador, 60-64, el capitán azudense con 7 puntos a los que se unieron un triple de Villena y otro de Tomic mantenían a los visitantes en el partido.

Un 2+1 sobre Valera que anotaba el adicional hacia acercarse a tan solo 3 puntos a los visitantes, tras error local Valera y Tejera anotaban sendas canastas que a falta de 9 segundos por jugar daban ventaja a los visitantes.

Tras el tiempo muerto local los locales atacaron el aro azudense y a falta de 2:13 segundos el colegiado principal señaló una rigurosísima falta a Álvaro Rojas sobre Mario Diez, que además señalo de forma inexplicable e inentendible como intencionada.

Diez anotó los dos tiros libres, y en el saque  de banda, falta rápida de los azudenses sobre Freeman, a 1:03 para el final. Freeman falla el primero, y en el segundo tira claramente a fallar sin tocar aro, algo que está tipificado como falta técnica en el reglamento, y que los árbitros no pitaron una vez más de manera inexplicable, pues el reglamento es muy claro en esa acción.

Tras el tiempo muerto solicitado por los visitantes, en el saque de banda Calvo cuelga un balón que toca el tablero y en el palmeo el balón rodea el aro y se sale para fuera con lo que la victoria se queda en Quintanar. 80-79.

Injusta y dolorosa victoria de los azudenses que tuvieron durante 35 minutos el partido bajo control, pero que pagaron caro el despiste tras la salida de vestuarios, en lo que algunos aficionados azudenses ya llaman “el síndrome del tercer cuarto”.

Derrota que en una jornada con varios partidos aplazados deja a los azudenses en sexta posición a falta de un partido para terminar la primera vuelta.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.