Comunicado de Los Hinojosos a la FFCM sobre el arbitraje en el Tomelloso FS – Los Hinojosos

“Nos dirigimos con este escrito a la Federación de Fútbol de Castilla La Mancha, para mostrar nuestro enfado y malestar con los acontecimientos ocurridos ayer en la localidad de Tomelloso en la celebración del partido correspondiente a la octava jornada de liga, entre los equipos de 1ª Autonómica del grupo 2:

TOMELLOSO FÚTBOL SALA – FINCA ANTIGUA/LOS HINOJOSOS

En primer lugar no sabemos si es legal, ni entendemos como esta Federación permite la asignación, como árbitro del encuentro, de D. FERNANDO MORENO OSUNA, ya que dicho árbitro mantiene su residencia en la misma localidad de Tomelloso. Es por esto que la imparcialidad de la toma de decisiones de D. Fernando quede, si no nula, al menos sí muy en tela de juicio como se vio a lo largo del partido disputado ayer.

Hemos de decir, que es la primera vez que vemos un caso así a este nivel de competición.

Si bien las actuaciones arbitrales en esta 1ª Autonómica dejan mucho que desear, sobre todo porque en la mayoría de encuentros son árbitros de Fútbol 11 los que llevan a cabo el arbitraje de los partidos, la actuación de D. Fernando ayer queda catalogada al nivel de escándalo.

Aunque las bases de reglamentación sean iguales entre ambos deportes, existen bastantes diferencias entre los dos para que un juez no especializado en Fútbol Sala, sea capaz de llevar el cumplimiento total de reglamentación en este deporte.

Como ya hemos dicho, la actuación de D. Fernando ayer dista mucho de ser arbitraria, si no más bien hablamos de una actuación bastante parcial con claro favorecimiento a un equipo.

Para empezar, la manera de dirigirse a los jugadores locales antes del encuentro con un “colegueo” extremo, cosa que no extraña si observamos que, a través de las redes sociales, al menos cuatro jugadores locales, Alvaro Pardilla Nuñez, Miguel Moreno Matamoros, Iván Olmedo García e Ismael Mezcua Parra, figuran en la lista de amigos de D. Fernando Moreno Osuna.

Seguimos durante el transcurso del partido, en el que no sólo tuvimos que aguantar la parcialidad de D. Fernando, que desencadenó en varias jugadas de juego brusco sufrido por nuestros jugadores, con riesgo de lesión, de las que ninguna acabó tan siquiera en falta, si no que además fuimos victimas de su prepotencia y abuso de autoridad sin poder dirigirnos a él de ninguna manera ya que aunque se tratase de dialogar con él de forma tranquila y sin recurrir a insultos ni gritos, corríamos el riesgo de ser sancionados con tarjeta amarilla por, según él:, “protestar de forma ostentosa decisiones suyas”.

Fruto de su abuso de autoridad, son jugadas como por ejemplo la pedida de distancia en los saques de banda o faltas, que como es sabido tiene que ser pedida por el equipo encargado de poner en juego el balón. De no pedir distancia el equipo encargado de poner el balón en juego, el equipo defensor puede ponerse delante del balón. Pues bien, en varias ocasiones D. Fernando pedía en estos saques a nuestros jugadores que se retrasaran guardando distancia, sin que el equipo local lo hubiera solicitado y cuando algún jugador nuestro le hacía saber que el equipo local no había solicitado distancia, su contestación era “la pido yo y punto”.

Otras acciones fueron las continuas caídas del equipo local simulando la falta, en una de esas caídas el propio árbitro pita en contra de los locales por simular la falta, aunque no muestra tarjeta por esa acción.

Tras el descanso a la salida de vestuarios, D. Fernando es silbado por la afición visitante, y se dirige a su auxiliar en estos términos: “Me encanta cuando me silban”, es decir, no sólo es que lo esté haciendo mal, si no que además se siente orgulloso de su actuación favoreciendo a un equipo.

Además de la buena sintonía entre D. Fernando y el equipo local, también tuvimos que ser testigos, de cómo la afición local se dirigía al árbitro no sólo por su nombre, si no también por su apodo, lo que hace ostensible el grado de reconocimiento de la persona arbitral, aplaudiendo decisiones tomadas por él más que dudosas y mofándose del favorecimiento a su equipo por esta persona.

Pero el culmen de su actuación, llegó con la expulsión de nuestro delegado D. Diego García Membrilla por, según D. Fernando, “Protestar una decisión mía de forma ostensible, dirigiéndose a mi persona en los siguientes términos, estás ciego, noves nada”. A falta de, aproximadamente, un minuto para el final del encuentro y con un marcador de 5-4, nuestro jugador Álvaro Membrilla sufre una fuerte entrada que le deja en el suelo doliéndose de su rodilla derecha, entrada que una vez más queda impugne por parte del árbitro. Fruto de la impotencia por el devenir del partido y la toma de decisiones de D. Fernando, nuestro jugador Marcos Garrido, de forma totalmente equivocada e injustificada, realiza una entrada fuerte al jugador que se queda con el balón tras la entrada a Álvaro, lo que desencadena en una “tangana” entre ambos equipos. Cuando la cosa se calma y D. Fernando se dirige a la mesa para comentarle algo a su auxiliar, nuestro delegado D. Diego García, que se encuentra a un metro y medio del árbitro, por lo que en ningún momento necesita levantar la voz se dirige a D. Fernando en los siguientes términos: “ ¿No ves?, la culpa de la entrada de mi número 10 (Marcos Garrido) la tienes tú por no parar el juego antes con un jugador en el suelo”. Por este motivo, sin protestar ya que su decisión había sido la de conceder saque de banda a nuestro favor, a pesar de la entrada de nuestro jugador, por lo que sería absurdo protestar una jugada que te favorece, y sin ser advertido durante el partido, ni tan siquiera de forma verbal ya que en ningún momento pierde el respeto hacia la persona de D. Fernando, nuestro delegado es expulsado.

Como ya hemos dicho, no observamos ni protesta, ni falta de respeto o insulto hacia el árbitro, si no una simple puntualización que el árbitro decidió elevar al rango de protesta e insulto.

No conforme con todo, D. Fernando volvió a hacer uso de su prepotencia en la lectura de acta a los delegados, en la que tomó su tiempo para modificar un gol concedido a un jugador local equivocado, pero que cuando lee a nuestro delegado el motivo de su expulsión, ya citada: “Estas ciego, no ves nada”, y nuestro delegado le responde que no está de acuerdo y que sus palabras han sido: “¿No ves?, la entrada de mi jugador 10 es culpa tuya por no parar el juego antes con un jugador en el suelo”, opta por el silencio y la indiferencia. Por este motivo nuestro delegado le pide que, si no va a poner nada de su aclaración en el acta a modo de observación, y la respuesta de D. Fernando es: “Yo no tengo por qué poner nada, pongo lo que e oído”.

Por todo esto, instamos a esta Federación a que nos diga como debemos actuar ante este atropello sufrido en el partido celebrado ayer en la localidad de Tomelloso, a la cual asistimos como mera comparsa a merced de las decisiones de un árbitro totalmente volcado con el equipo local.

Seguramente se nos dirá que la asignación del árbitro se atribuye a la mera cuestión del ahorro económico, y si es así nosotros nos preguntamos:

“¿No paga el equipo local 106€ a los árbitros?”

Si esto es así, además de los 23€ por cada ficha de jugador, los 123€ de mutualidad de cada jugador, los 80€ de mutualidad del equipo más los 200€ anuales de inscripción y los 300€ de fianza, ¿De que ahorro hablamos?

Si a lo anterior sumamos que cada equipo se tiene que hacer cargo del transporte a otras localidades y tiene que hacerse cargo de tener y mantener unas instalaciones para los partidos como locales, además del pago por cada tarjeta o sanción estipulada, ¿Qué gasto genera el fútbol sala para la federación?

Eso no lo sabemos, pero lo que sí sabemos es que nuestro equipo tiene que disponer de entre 6.000€ y 9.000€ para poder participar en esta competición para luego recibir un trato como el sufrido ayer.

Reiteramos nuestra petición.

¿A quién tenemos que dirigirnos para que vele por nuestros intereses y el buen devenir de una competición que debería basarse en la igualdad?

¿Al comité de árbitros del cuál forma parte el señor D. Fernando Moreno Osuna, y el cuál defiende y apoya al estamento arbitral?

¿Al comité de competición, el cuál se encarga de sancionar según el acta facilitada por el árbitro del partido y en la que se recoge “lo que él oye”?

¿A esta misma Federación de Fútbol de Castilla la Mancha, de la cuál forma parte el C.D Los Hinojosos pero que a su vez es la misma que permite la asignación de un árbitro de la misma localidad de uno de los contendientes, poniendo en tela de juicio la disputa del partido?

¿Cómo debemos actuar?

¿Acudimos a la justicia ordinaria y denunciamos sin más al señor Fernando Moreno por prevaricación, al tratarse del juez de una contienda que dicta resoluciones de manera equivocada de manera premeditada?

¿Nos callamos sin más, aguantando esta injusticia y con la única solución de salirnos de una competición que, si no adulterada, por lo menos sí consideramos olvidada y dejada al devenir de los sucesos? ¿O ponernos en contacto con todos los medios de comunicación posibles para que por lo menos este hecho tenga divulgación?

Poco es el interés mostrado por la Federación para con este deporte, ¿Quizás la solución pasa por reunir a todos los equipos de esta competición y buscar ayuda privada para montar una competición paralela a esta, la cuál quizás este mejor organizada que ésta?

Ustedes dirán como debemos enfocar este tema, lo que sí, no estamos dispuestos a aguantar, es otro hecho como el de ayer, donde después de gastarnos un dinero en el transporte del equipo hasta Tomelloso, no se nos deje disputar dicho partido con libertad, expuestos además a terminar con jugadores lesionados, que si bien los árbitros cobran por cada partido pitado, los jugadores, al menos los del C.D. Los Hinojosos, no se llevan nada más que la ilusión por jugar. Ilusión que ayer les fue arrebatada injustamente.

Por tanto, independientemente de las actuaciones que lleven a cabo ahora, ponemos en conocimiento de esta Federación que nuestro equipo no volverá a jugar un partido de estas características, en las que el árbitro sea de la misma localidad que el equipo contrario.

 

Sin más nos despedimos a la espera de una contestación.

 

Un saludo.”

 

 

PRESIDENTE DEL CLUB DEPORTIVO LOS HINOJOSOS

 

JULIO BUSTOS FRAILE

(Visited 1.657 times, 1 visits today)

1 Comment

  1. Totalmente cierto, ese señor es amigo de los jugadores y me han dicho que los sabados por la noche se les puede ver juntos por Tomelloso.
    A la Federación le sale mas barato mandar árbitros de la misma población, se ahorra kilometraje y dietas, ellos a lo suyo y nosotros a pagar pasta.
    El problema es que este arbitro pitara mas veces allí, y no solo este, ya que hay mas árbitros en Tomelloso.
    Si le contesta la Federación póngalo por aquí, solo es por curiosidad.

    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.