Manzanares y Cervantes lo dieron todo en el primer partido de liga

  • JUAN DÍAZ-BENITO
    Con un poco de retraso, por motivos ajenos a nuestra voluntad, vamos a analizar lo que dio de sí el primer partido de liga regular para el Manzanares C.F.  Empataron a  un gol dos equipos que lo dieron todo en la primera jornada de liga, dos equipos  que probablemente ocupen posiciones intermedias a lo largo de la competición.
    El Cervantes fue un equipo fiel a la filosofía  de su entrenador, orden y disciplina en su juego, no descomponerse nunca, dándole las mínimas opciones a su rival en lo que a errores defensivos se refiere. El equipo de Argamasilla de Alba, aprovechando los errores en medio  campo de sus rivales, sacó los colores a la defensa del Manzanares creando ocasiones que le pudieron dar mayor ventaja que el solitario 0-1 con el que se fue al descanso.
    El Manzanares del primer periodo, fue un equipo en construcción, un conjunto nuevo que llevan sus componentes jugando tres partidos juntos y eso se noto en todo. Es evidente que se trata de un grupo que no va a engañar nadie, es un equipo que dado sus condicionantes solo aspira a mantener la categoría, un equipo que se hizo la primera semana de Agosto en donde todos sus componentes son nuevos. Hacer un equipo no es cuestión de una semana y tampoco de un mes, hay que jugar partidos, hay que equivocarse, para en un periodo prudencial de tiempo lograr frutos en lo colectivo. ¿Fue malo todo lo que se hizo en la primera mitad?. Sinceramente no, se hicieron cosas positivas, detalles individuales que hacen que pueda haber esperanzas si se tiene paciencia y ante todo si se apoya sin fisuras al cuerpo técnico y a los jugadores.
    La segunda mitad no fue un desecho de virtudes, pero fue distinta respecto a la primera, los locales sacaron la casta y sólo con garra y corazón fueron mejores que sus rivales. El Cervantes con marcador a favor, siguió siendo disciplinado y colectivamente ordenado, sabían sus limitaciones y dejaron al rival que hiciera el gasto porque los que ganaban el partido eran ellos. Torreca movió el banquillo, en los cambios su equipo ganó empuje e ilusión, la filosofía de los equipos de Torreca se notó en el segundo periodo cuando su equipo solo con corazón empezó a carburar y a crear ocasiones de gol.
    El partido caminaba a su final, cuando Álvaro Buitrago marcaba el gol del empate para el Manzanares en el minuto noventa y cuatro, ¿ justo o injusto el resultado?. La respuesta se la dejamos a quienes vieron el partido. Es evidente que el empate a uno le da un punto al Manzanares con el que no contaba. Honestamente se enfrentaron dos equipos que van a mejorar muchísimo, uno por bajas y otro por estar haciéndose, son dos grupos que están muy lejos de lo mucho que van a dar en la liga regular.
(Visited 127 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.